LIBRO RECOMENDADO: SANTO DIABLO (LEANDRO TAUB)

Sobre el autor:   Leandro Taub, es alguien muy difícil de definir. Muy joven fue un empresario de éxito y un día la insatisfacción interior lo llevó a regalar todo lo que tenía e iniciar su propia búsqueda personal. Actor, escritor, director de cine…son muchos los papeles que usa en su vida.                                                                                                                                       Yo lo describiría como “despertador” de conciencias, cada día en sus redes sociales va sembrando semillas que germinan en aquellos que le siguen moviendo cosas en su interior.

Santo Diablo:   Apego, culpa, depresión, aspiración, camino de la obra…son algunos de los muchos temas que se tratan en el libro con un estilo que no te dejará indiferente. A modo de ejemplo os transcribo el capítulo sobre el miedo:

El miedo                                                                                                                                                                                El miedo es una emoción de angustia primaria que pertenece a la raíz animal del ser. Es natural. Tiene que ver con el mecanismo de supervivencia y defensa que se acciona cuando se percibe un peligro, sea imaginario o real. La base de los miedos suele ser el miedo al vacío o a la muerte.                                                                                                                                    El miedo se manifiesta en materia densa y en materia sutil. El miedo en el plano denso corresponde a peligros físicos que tienen que ver con nuestra supervivencia. El miedo en el plano sutil corresponde a la mente y los peligros imaginados que ésta proyecta en el espacio temporal.                                                                                                                                                      El miedo en el plano denso se relaciona con una amenaza o perturbación física y se vincula con el sistema límbico (presente en personas y animales), generando una reacción que puede enfrentar la amenaza (pelear) o tratar de salir de ella (escapar) para evitar la angustia que genera. Cuando no se hace ninguna de las dos cosas, el Ser reprime el impulso natural de reaccionar, lo que puede llegar a enfermarlo. El miedo en el plano sutil es el más frecuente de las sociedades actuales, se relaciona con los miedos imaginarios que nacen a partir del miedo a la muerte. Los miedos imaginarios pueden ser, entre otros, el miedo al futuro, a volverse loco, a no ser escuchado, a ser abandonado, a perder la identidad, a no ser amado, a la soledad, a la separación, al rechazo, a no sentir, a ser decepcionado, a ser distinto, a los robos, a la incapacidad, a la impotencia, al vacío, a perder, a desear, a no ser deseado, a no hacer, a hacer, a fracasar, a no seducir, a la noche, a no poder comunicarse, a no progresar, a perder nuestras capacidades, a los viajes, a los cambios, a las enfermedades, a lo desconocido, a la falta de algo, a necesitar, a no tener, a envejecer, a la pobreza y a la violencia.   El miedo puede conducir al Ser a vivir triste e insatisfecho con su vida, apegarse a los cuerpos y a los productos materiales, y generarse problemas psíquicos y físicos.                                            El miedo a la locura es la raíz del miedo intelectual, el miedo a la separación es la raíz del miedo emocional, el miedo al vacío es la raíz del miedo sexual y el miedo a la muerte es la raíz del miedo material.                                                                                                                                    El Santo Diablo domina sus miedos. Conquista el miedo a morir experimentando muertes en vida. Domina el miedo a la locura vaciando su mente; el miedo a la separación, amando sin condiciones; el miedo al vacío, creando y procreando; y el miedo a la muerte, animándose a vivir. El universo danza a su alrededor sin que los miedos detengan su actuar. Es consciente de la potencia y fuerza que obtiene dominando sus miedos, los transforma en motores para su avance. Vive en el presente, eligiendo dónde enfocar su atención. El miedo no lo puede paralizar, él logra vencerlo, incluso, gracias a la sagrada indiferencia. Cultiva coraje, confianza, voluntad, y supera cualquier barrera que el miedo le pueda poner en su andar.

Anuncios

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s