Experiencias en la terapia regresiva. Carga árbol familiar

Mónica me contó que lleva años enamorada de un hombre con el que mantiene una amistad, pero está casado con otra mujer. Esta situación le hace sufrir pues aunque hay momentos buenos de amistad con él, cuando se marcha sabe que vuelve a casa con su esposa.
Ha intentado poner distancia en algunas ocasiones, pero al hacer esto sufre igualmente porque no puede borrarlo de su mente.

A través de su regresión pudimos ver que habían coincidido como pareja en una vida anterior. Eran indios de América del Norte y se amaban profundamente. Curiosamente, ella siempre se ha sentido muy atraída por todo lo referente a la cultura de los indios americanos.

Posteriormente, fuimos a la raíz de su problema y ella conectó con los ancestros de su parte paterna. Abuela y bisabuela paternas repetían patrones de infelicidad con sus parejas, pero lo más profundo ocurrió cuando supo que su bisabuela amaba a otro hombre y no al hombre con el que se casó. Pudo conectar con la infelicidad de su bisabuela y con esa oscuridad emocional. Ella fue muy infeliz por no poder estar con él hombre que amaba, justo lo que muchos años después le estaba tocando vivir en sus propias carnes a Mónica.
Para ella fue una comprensión profunda de la infelicidad matrimonial que tuvieron sus bisabuelos, abuelos, y padres. Comprendiendo que ella estaba cargando todo ese peso de su árbol genealógico y con ello repitiéndolo de alguna manera.
También le sirvió para ver a su padre desde un lugar “más amplio” y sentir compasión por la forma en la que actuó con su madre.

Recibió un mensaje sobre cómo afrontar esta situación que está viviendo y un ritual que comparto.
Me dijo, tengo que escribir en un papel lo siguiente: “Corto con estos lazos de no poder estar con el hombre al que amo, que voy arrastrando de varias generaciones. Sano mi árbol a partir de hoy”.
Después me dijo que tenía que quemar ese papel.

Me escribió días después contándome que una tía suya le corroboró la experiencia amorosa, o más bien de desamor, de su bisabuela.

A veces, nos resulta difícil comprender el por qué de ciertas tendencias que tenemos. La terapia regresiva puede ayudarte a poner luz en ello.

Juan de Mora

Lectura fin de semana: el amor verdadero empieza por ti

El amor verdadero empieza por ti. Ya lo dijo el maestro Jesús “ama al prójimo como a ti mismo”, no nos dijo ama al otro antes que a ti.

El concepto de la media naranja ha hecho mucho daño a nivel inconsciente, nos manda un mensaje de que estamos incompletos hasta que aparezca esa otra mitad que nos va a completar. Así ponemos el enfoque en lo externo, en el otro, le estamos dando nuestra atención y nuestro poder. Entonces cuando el otro se va, o se queda, o no cumple nuestras expectativas, sufrimos.

La sociedad nos inculca que si ponemos el yo por delante, somos unos egoistas, que primero debemos poner al otro. Pero si no somos capaces de querernos primero a nosotros mismos no podremos querer a nadie. Como es adentro, es afuera, ya lo dice el kybalion.

Tú ya eres un ser completo, con tus defectos y virtudes, con tus luces y sombras, de hecho no existe nadie como tú, eres especial. En el momento que te aceptes y te ames, tus relaciones mejoraran. Ya no buscarás el amor desde la carencia sino desde el compartir lo que eres, y tus relaciones ya no serán una necesidad sino una elección.

Relaciones entre dos seres que se aman a sí mismos, proyectando ese amor en los demás.