Flor de Bach: cherry plum

Indicaciones: Miedo a perder el control. Miedo a explotar, a enloquecer, a hacer daño a alguien. Contiene sus impulsos pero se angustia pensando que no podrá controlarlos más. Represión interior muy grande. Ideas suicidas.

Acción Terapéutica: falta de control emocional. Estallidos violentos. Niños que golpean la cabeza contra la pared, se revuelcan histéricos. Neurosis obsesivas. Descontrol neurológico: Tics, Parkinson, esquizofrenia, alzheimer. También problemas menstruales. Problemas sexuales que provengan del exceso de control y puedan causar frigidez, impotencia o eyaculación precoz.

Flor de Bach: cerato

Indicaciones:  indecisión. Personas indecisas que no son capaces de escuchar su propia voz interior y necesitan el refuerzo de la opinión externa. Siempre preguntan “Y tú, ¿qué harías?” “¿Seguro?” “¿Crees que es lo mejor?”. Buscan siempre el sí ajeno a la decisión que quieren tomar, si desde fuera le apoyan en su decisión entonces se quedan tranquilos. Al no sostener su propia voz, a menudo puede ser mal aconsejado.

Acción terapéutica:  personas influenciables o manipulables. Personas inmaduras o desorientadas. Ayuda a confiar en la propia intuición y a saber escuchar esa voz interior.

Flor de Bach: centaury

Indicaciones: persona muy influenciable. Capaz de perder su dignidad buscando el reconocimiento del otro. Incapaz de decir que NO, hace todo lo que se le manda llegando a la más profunda sumisión. Le importa mucho el “qué dirán” y la crítica o elogio ajeno. Persona de voluntad débil que sigue las ordenes de otro aunque atenten contra sí mismo.

Acción terapéutica: falta de vigor, palidez. Aporta vitalidad sobre todo cuando se ha perdido por el sometimiento a alguien o algo.  Personas con hombros o espalda curvados pueden erguir su figura. Venas débiles. Varices.

Flores de Bach: Aspen

Indicaciones:   Miedo indeterminado, a nada en concreto. Miedo a lo desconocido. Persona aprensiva. Miedo al más allá, a la oscuridad, persona supertisciosa y fascinada con lo oculto. Pesadillas, miedo a quedarse dormido. Presagios, sensación constante de que algo malo va a ocurrir. Persona muy sensible al exterior, paranoia, miedo a que le ataquen.

Acción Terapéutica:   personas con frecuentes pesadillas. Control de esfínteres en niños causado por el miedo. Personas que ven todo como amenaza y sienten que algo malo les va a pasar a ellos. Sudores y temblores a causa del miedo. Con la ayuda de esta flor la persona conecta más con la confianza en los procesos de la vida y orienta correctamente esa sensibilidad.