A veces, la solución es más visible de lo que crees

A veces, estamos tan enfrascados en nuestros problemas que no acertamos a ver la solución. En muchas ocasiones la tenemos al alcance de la mano.

Con distintas herramientas terapéuticas que domino, puedo acompañarte en tu proceso.

Agenda tu cita o infórmate sin compromiso en el 615151273.

Te espero, Juan de Mora

Experiencias en la Terapia Regresiva


Martina llegó a mi consulta con una fobia poco frecuente. Ella para salir de casa necesitaba llevar encima una botella de agua. Si salía sin la botella, de inmediato sentía como si se cerrase su garganta y le faltara el aire.

Cuando comenzamos a hablar del tema, me dijo que sospechaba que ese problema le venía de cuando tenía 22 años, que al montarse en una montaña rusa sintió que no podía respirar. Más o menos desde ahí, se le “despertó” esa fobia, que yo intuía que venía de mucho más atrás en el tiempo. La montaña rusa fue solo un catalizador de algo que ya estaba en ella. LLevaba 14 años con esa fobia y la consecuente pérdida de libertad.

Entró rápidamente en regresión y su subsconciente fue directamente al grano. En una vida anterior se vio dentro de un río estrecho y caudaloso, con mucha vegetación a su alrededor. Era una niña de dos años, y se estaba ahogando. Pudo sentir la angustia de ese momento y como se le cerraba la garganta por falta de aire. Vivió esa emoción hasta que soltó el cuerpo físico y pudo sentir paz.

En nuestra charla posterior, identificó las sensaciones como muy parecidas a las que experimentaba en su vida al salir sin la botella de agua. Se ahogaba. Le pedí salir a dar un paseo juntos, sin la botella de agua. Me miró con miedo, pero accedió. Cuando salimos por la puerta se detuvo un momento, se miraba, le dije que estuviera tranquila, estaba respirando. Nos alejamos bastante de mi consulta y charlaba distendida conmigo, sonreía.
-¿Sabes que la botella está lejos, no?
-Lo sé, pero me siento bien, estoy tranquila.

Al pedirle permiso para compartir su experiencia, este fue su mensaje:
“Hola Juan, puedes compartirlo sin problema.
Respecto a la botella se me dan varios casos. El 50 % ni siquiera pienso en llevarla, me acuerdo al tiempo que no la tengo encima y estoy tranquila, no pasa nada.
A veces mi ego, cuando me doy cuenta, me dice compra una, pero me como un caramelo o un chicle y ya está.
Otras veces la llevo vacia, pero en ningún caso he vuelto a sentir la sensación de pánico.
Me siento LIBRE y cada día se afianza más la sensación de independencia. Mi mente va asimilando progresivamente que los días que salgo con la botella vacía es completamente absurdo.
Así que más feliz no puedo estar”.

Testimonio real con nombre y edad cambiados para preservar su identidad.
☎️Citas: 615151273
Juan de Mora

Terapia Regresiva con Juan de Mora

La terapia regresiva consiste en un trabajo de hipnosis media, dónde el paciente es totalmente consciente en todo momento de lo que ocurre. Mediante esta hipnosis, se consigue disociar la mente consciente de la mente subconsciente, permitiendo acceder a la sabiduría que reside en ella.
Es un método eficaz para resolver traumas, miedos, fobias, sentido de propósito, conocimiento de uno mismo, problemas de ansiedad y problemas físicos a los que no se les encuentra explicación. A veces basta con “regresar” a la persona al momento del origen de esos problemas, que bien pueden partir de la infancia, del útero materno o de una vida anterior.
Como cuenta el prestigioso psiquiatra norteamericano Brian Weiss, la simple toma de conciencia de la persona, el conocer el origen de su problema, puede dar paso a la curación.

 

Terapia Regresiva

Estoy teniendo experiencias realmente extraordinarias y terapéuticas en las consultas de Terapia Regresiva, he sentido que es el momento de compartirla para que llegue a aquellos que la necesiten en sus procesos.

La terapia regresiva es muy útil para resolver:

-Miedos y fobias.
-Ansiedad.
-Bloqueos en cualquier aspecto: relaciones, amor, trabajos, dinero.
-Situaciones que se repiten constantemente en nuestra vida.
-Falta de conexión con uno mismo.
-Miedo a la muerte.
-Traumas de la infancia.

A través de una inducción hipnótica, en la que el paciente es totalmente consciente en todo momento de lo que está viviendo, se permite el acceso a la mente subsconsciente que nos mostrará siempre aquello que necesitemos ver o resolver. La experiencia en sí misma, ya merece la pena.

Arcano del día: Caballero de Espadas

Toma las riendas. No eres una víctima de lo que ocurre. No hay desafío que se presente que no tengas la capacidad de superar, sino no se presentaría.                                                     Es el desafío el que nos hace crecer, el que nos obliga a superarnos a nosotros mismos y así llevar a cabo el aprendizaje del alma.                                                                                                      El aprendizaje nunca termina y ocurre con más fuerza más allá de la comodidad, pero a cada desafío superado, se pierde miedo y se gana capacidad.